+34 695 580 605

C/ Cuesta nº4, 1º Dpto. 3 | 39002 Santander

Top

Ansiedad

RESILIENCIA: CRECER EN LA ADVERSIDAD

La resiliencia es el proceso que permite que una persona que ha pasado por una situación adversa (trauma, amenaza, pérdida importante, carencias…), no sólo la supere sin secuelas psicoafectivas, sino que pueda salir reforzada y generando nuevos recursos personales a raíz de esa experiencia. No es un rasgo de personalidad que se presente de manera innata en unas personas sí y en otras no, sino una capacidad que todos poseemos en potencia. Se puede facilitar y desarrollar desde la infancia o bien en cualquier momento de nuestra vida. Los factores que nos hablan de una buena capacidad de resiliencia son: Tener la capacidad y el permiso para experimentar y expresar los sentimientos intensos como dolor, angustia, rabia, soledad… Tener capacidad de establecer relaciones positivas, seguras, de intimidad, relaciones...

El enfado, una emoción “incómoda”. Consejos para vivirlo de manera más saludable

El enfado tiene unas funciones evolutivas y biológicas innegables. Ninguna especie de mamíferos hubiera podido sobrevivir sin agresividad, sin una capacidad de respuesta ante las agresiones de otros seres vivos. Y por el hecho de ser mamíferos, los humanos hemos necesitado nuestro enfado para ser viables como especie. Y sin embargo el enfado se ha cosechado una malísima fama, habiendo incluso quien aboga por eliminarlo de nuestras vidas, procurar no enfadarse con nada ni con nadie, no dejar que esta emoción nos perturbe ya que -consideran- es fuente de conflictos y problemas de salud. Así pues, ¿mantiene el enfado alguna función adaptativa hoy, en nuestra vida urbana y “civilizada”? ¿O es como un resto arcaico, una reliquia de nuestros antepasados más salvajes que debemos controlar y, como...